Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Retro Anime - Judge (1991)
#1
[Imagen: judgeposter.jpg]
Manga escrito e ilustrado por Fujihiko Hosono. Adaptado a un ova de 45 minutos en 1991.

Sinopsis

La historia empieza con un libro que se abre, mientras se escuchan los latidos de un corazón, para dar paso a una toma que parece como si le hubieran puesto una cámara a misil y lo dejaran caer desde un avión. Vemos a un tipo herido escapando a través de una jungla de Sudamérica, solo para recibir otro disparo de un asesino.
En la siguiente escena ya estamos en Japón y vemos como están cagando a pedos a un empleado de lentes y con un peinado que parece que tuviera un gato en la cabeza. Luego va con los papeles en la mano por el pasillo y se choca con otro empleado (Murakami), cayéndosele todos a la mierda. Y si, probablemente ya adivinaron que este torpe empleado es nuestro protagonista, Hoichiro Ohma.
Tras una breve escena donde el tipo que lo choco habla algo sospechoso con una secretaria, vemos a nuestro protagonista con la novia teniendo sexo.

Si, ni yo podía creerlo. Tan acostumbrado a los protagonistas de mierda de hoy en día que ver a uno de algo que no es hentai  teniendo sexo cuando ni siquiera pasaron 7 minutos de metraje hizo que se me cayera una lagrima. En ese momento mi medidor de confianza de protagonista paso de -10 a 500.
Lo mejor de todo es que el protagonista tiene una cacatúa medio deforme que se la pasa repitiendo lo que la novia gime en pleno acto, obviamente haciendo que a la mina le agarre la loca y lo quiere rostizar.  


Señor, ¿porque no ponen más cosas así hoy en día?

Ok, la cosa es que el Murakami este es medio tranfuga y al parecer tenia algún negociado con el Director, cosa que hizo que la secretaria terminara en medio de todo. Lo llama a nuestro protagonista para que pase el mensaje, pero antes de que pueda ayudarla la mina se termina suicidando por culpa.
Entonces nuestro protagonista indignado abre su Armario del Poder, se cambia la ropa y el peinado, se pinta los labios, agarra su libro forrado de piel humana y sale de su casa. Ahora nuestro protagonista se parece a un Billy Idol morocho actuando en una película de clase B.
La cosa es que cada vez que alguien muere asesinado, o cuando alguien se mata con una maldición en sus labios, el esta ahí. Y con su libro forrado en piel humana, conteniendo las Leyes de la Oscuridad, el juzgara a los criminales y ejecutara las penas correspondientes.
Penas que no carecen de cierta ironía. O sea, acusar falsamente a alguien se penaliza con un clavo atravesando tu lengua. Ouch.

La cosa es que cuando nuestro protagonista decide ir por el Director, aparece un tipo medio gordito que ya se le ve lo garca de a dos kilómetros de distancia, y resulta ser una especie de Abogado Defensor de la Oscuridad. Uno que por una módica suma evitara que te morfe un cocodrilo que salga de tu inodoro, que te caiga un meteorito encima, o que te caigan encima los de Impuestos. Y todos sabemos que esos si que trabajan para la Oscuridad.

[Imagen: judgecapturas.jpg]

Impresiones

Primero que nada, esto tiene una pinta bárbara a "capitulo largo presentación de una serie que nunca fue". La historia es como una mezcla de Punisher con Phoenix Wright, y una gran dosis de Hell Girl. El dibujo no ha envejecido tan bien, pero es aceptable. Se nota en particular en algunos fondos donde la paleta de colores es limitada. Mención especial para el extraño diseño de personaje del Director, que con esos ojos saltones parecía un sapo con traje y corbata.
Hubo alguna que otra escena que llamo mi atención con su imaginería. Como buen anime acerca del Mas Allá, hay algunos elementos que te hacen rascarte un poco la cabeza, pero comparado a Death Parade esto es Nolan.

¿La recomendaría? Uhm....tal vez para un domingo lluvioso, en cama con un poco de fiebre y un vaso de té a tu lado. Y con 2 o 3 ovas cortitos mas de otras cosas.
Eso sí, solo puedo expresar mi admiración por el protagonista, que aun en modo Clark Kent se comporto junto con su pareja como un hombre normal, y no como los impotentes que tenemos de protagonistas que plagan estas últimas dos décadas.

[Imagen: judgecapturas2.jpg]
Empomandose al batracio





Responder