Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Muere un animador jefe por exceso de trabajo
#1
Está muy extendido el rumor de que los japoneses trabajan más de lo que es saludable y se toman muy pocos descansos debido a que está mal visto descansar o hacer el trabajo justo de la jornada laboral. Gracias a esta mentalidad de la sociedad japonesa basada en la obsesión del trabajo se ha extendido el término "karoshi" en Japón, sobre las muertes relacionadas con los efectos del exceso de trabajo y sin descanso que sufren numerosos trabajadores en los trabajos de los grandes centros urbanos.

Hace unos días, varios trabajadores de Studio Pierrot decidieron sacar a la luz que uno de sus compañeros de trabajo había muerto hace varias semanas y han estado manteniendo el secreto durante ese tiempo. El animador Kazunori Mizuno tenía 52 años cuando murió y había trabado en los animes de Naruto, Bleach, Yu Yu Hakusho y Zoids Genesis.

Según cuentan varios testigos, el pasado día 19 de marzo Mizuno avisó a su equipo de que se iba a echar una siesta para descansar en las oficinas de Studio Pierrot, pero murió debido al cansancio de su ritmo de trabajo. Poco después de que la noticia saliera en redes sociales, el animador Thomas Romain que lleva meses hablando sin tapujos sobre la industria del anime en Japón comentó que lamentablemente morir por exceso de trabajo "no es nada raro en la industria, y es una realidad muy triste".

Fuente: Zona Red






Responder
#2
El animador Taiki Nishimura habla con cifras en la mano de los sueldos en la industria del anime

Lo mal pagado que está el trabajo en la industria del anime es un tema que ha salido a la palestra en varias ocasiones en los últimos años, y ahora ha sido el director técnico Taiki Nishimura quien ha hecho referencia a su sueldo como miembro de la misma. Nishimura informaba vía Twitter que su sueldo mensual asciende a unos 100.000 yenes por cada anime en lo que trabaja, cifra que da poco mérito a los 20 años de experiencia que ostenta en la industria.

Nishimura comentaba que necesita al menos entre 150.000 y 200.000 yenes mensuales para poder vivir, con lo que aunque le gustaría poder concentrarse en un solo anime cada vez, se ve obligado a trabajar en al menos dos series para poder tener lo suficiente para vivir. Su media está en unos 230.000 yenes por anime trabajado, requiriendo estos de un par de meses para completarse, con lo que son algo más de 100.000 yenes por anime como media general.

Como dato, Nishimura revelaba que la mayor cantidad recibida por un anime ascendió a 300.000 yenes, mientras que el mínimo estuvo en 160.000 yenes. El mejor pagado se produjo en una compañía de tamaño medio, mientras que el peor pagado estuvo en manos de una gran productora. Eso sí, el mejor pagado contaba con varios patrocinadores de renombre, lo que bien pudo afectar a alcanzar una mejor cifra.

Dentro de lo malo, Nishimura asegura tener la suerte de tener su apartamento el propiedad, lo que le permite vivir al límite con solo 100.000 yenes al mes al no tener que pagar alquiler. También se dedica a otros trabajos además del anime. En su parecer, cualquier empleado de la industria del anime que tenga que pagar un alquiler, tiene que trabajar en más de un proyecto al mismo tiempo. Pero claro, trabajar en más de un proyecto no deja tiempo para el descanso, lo cual repercute en la salud a la larga como él mismo ha sufrido.

Nishimura ha trabajado como director de episodios en series como Mobile Suit Gundam Seed Destiny, Aldnoah.Zero, Glass no Kantai o School Rumble. Trabajó haciendo storyboards para Glass no Kantai o Gilgamesh, mientras que fue director de unidad en Initial D: Fifth Stage y s-CRY-ed.

Fuente: Blog is War





[-] 1 usuarios agradecieron a hormiga_electrica por este post
  • jncrash
Responder
#3
Cuando aparte de ser un problema de la parte empresarial (accionistas, productoras, auspiciantes, que no quieren pagar miserias) pasa a ser un factor cultural la cosa está complicada. Si alguno se muere/se queja lo reemplazan por uno más responsable y fue.

Según ví ya hay cosas japonesas animadas en korea o no se donde. Así que en el peor de los casos las productoras simplemente mudarán los estudios a otro lado.

Pensar que tipos superestresados o deprimidos tienen que dibujar a diario escenas alegres Confused





Responder