Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Viajar a Marte, pero sin posibilidad de volver
#1
[SIZE="4"]Proponen un viaje a Marte tripulado económica y tecnológicamente asequible para el que sólo habría viaje de ida sin vuelta.[/SIZE]

Dirk Schulze-Makuch, de Washington State University, y Paul Davies, de Arizona State University, proponen una misión espacial a Marte en un artículo titulado “To Boldly Go: A One-Way Human Mission to Mars” y publicado en “Journal of Cosmology”. En este artículo sostienen que una misión de este tipo es técnicamente posible y se puede realizar ahora mismo, al contrario que una misión de ida y vuelta, que de momento no se planea debido a los recursos económicos necesarios y a la falta de voluntad política.

Gran parte de los recursos en un viaje a Marte se gastarían en el viaje de vuelta, así que un viaje sólo de ida tendría un costo que sería una fracción pequeña del de ida y vuelta. La idea sería ir empezando a colonizar el planeta rojo.
De entre todos los planetas del sistema solar, Marte es el más parecido a la Tierra. Tiene una atmósfera que no es excesivamente densa (al contrario que Venus) pero existente y tiene una gravedad similar a la terrestre. Además, en su atmósfera y sobre su superficie hay materiales que pueden ser relevantes a la hora de la colonización, como el dióxido de carbono, hielo de agua o distintos tipos de minerales.
Según el proyecto de estos dos científicos se podría inicialmente enviar a cuatro astronautas en una primera misión, tripulación que se distribuirían en dos cápsulas espaciales distintas que contendrían recursos para algún tiempo. Con tecnología cohete convencional se tardarían 6 meses en llegar a Marte cuando el planeta está en oposición, un viaje de duración factible.

Al contrario que otros proyectos similares anteriormente propuestos, en los que se abandonaría a su suerte a estos humanos (supuestamente viejos o enfermos), en este tipo de misión estas personas constituiría la primera avanzadilla de la colonización de Marte. Se lanzarían una serie de misiones a lo largo del tiempo para mantener una colonización a largo plazo y abastecer a los colonos.
Según Davis sería como los primeros colonos en llegar a Norteamérica, que dejaron Europa sin expectativas de volver. Además, hace comparaciones con Colón, Frobisher, Scott o Amundsen, que se embarcaban en expediciones con la intención de estar un tiempo en destino y sabiendo que arriesgaban sus propias vidas.
Desde la Tierra se reaprovisionaría a estos astronautas con necesidades básicas, pero con la intención de que fueran utilizando los recursos que se ofrecen en Marte. Finalmente los colonos marcianos tendrían que ser autosuficientes y servir de semilla de un gran proyecto de colonización.

El primer paso consistiría en la elección del lugar de aterrizaje que tendría que contar con un refugio natural, agua (presumiblemente congelada) y minerales adecuados. Podrían servir algunas cuevas de origen volcánico cerca del “océano” norte y que por tanto contendría cantidades apreciables de hielo de agua. El agua proporcionaría oxígeno a través de electrolisis. Una de estas cuevas serviría de protección frente a los rayos cósmicos y UV, ya que Marte no tiene capa de ozono ni magnetosfera.
Además de servir de “arca de Noe humana”, en caso de un cataclismo en la Tierra, la nueva colonia proporcionaría una inestimable investigación científica permanente sobre Marte. Los estudios sobre Geología y Planetología serían inestimables. Incluso podrían encontrar alguna traza de vida microbiana, tanto viva como fósil (siendo muy optimistas).

Además, según los autores, una presencia internacional y multicultural en el planeta rojo podría traer beneficios políticos y sociales en la Tierra. El proyecto no sólo requeriría la colaboración internacional, sino el retorno del espíritu de aventura y riesgo de épocas pasadas.
Según estos dos investigadores, cuando han comentado de manera informal esta idea entre otros colegas, ha habido alguno que ha expresado su interés en hacer ese viaje. El propio Schulze-Makuch parece ofrecerse como voluntario a una misión así una vez que sus hijos alcancen cierta edad.
Pero a estos individuos cargados de optimismo se les olvida que Marte, pese a todo, es un lugar muy inhóspito. La presión atmosférica es muy baja y se necesita llevar puesto un traje presurizado constantemente. Hace un frío terrible. Sobre todo en las zonas en donde hay agua congelada en el subsuelo.
Unos posibles colonos podrían hacerse con materiales de construcción allí, incluso con oxígeno y comida, pero no con trajes presurizados, equipos de electrolisis y materiales de alta tecnología (incluyendo medicinas, material quirúrgico y de diagnóstico). Además, la terraformación de Marte llevaría siglos.
La idea de una visita al planeta rojo puede parece atractiva a algunos, pero esos mismos individuos, una vez allí y pasados unos años, lo considerarían una cárcel muy dura: el más frío, seco y solitario de todos los desiertos. Quizás se podría colonizar a la australiana y enviar allí a presos de larga duración.
¿Cambiaría el lector los paisajes terrestres por una vista del valle Marineris?

Fuente: Neofronteras





[Imagen: firmarr.webp]
Responder
#2
hormiga_electrica escribió:[align=center][SIZE="4"]Quizás se podría colonizar a la australiana y enviar allí a presos de larga duración.

Fuente: Neofronteras

Limpiamos un poco las carceles con esa idea...





Responder
#3
O los pelotudos, metanle un cohete en el orto y vemos que pasa.





[url="http://img34.imageshack.us/img34/9512/kaminaet6.gif"]
[/url]
Responder
#4
Cita:LOS COLONIZADORES

Llegaron porque tenían miedo o porque no lo tenían, porque eran felices o desdichados, porque se sentían como los Peregrinos, o porque no se sentían como los Peregrinos. Cada uno de ellos tenía una razón diferente. Abandonaban mujeres odiosas, trabajos odiosos o ciudades odiosas; venían para encontrar algo, dejar algo o conseguir algo; para desenterrar algo, enterrar algo o alejarse de algo. Venían con sueños ridículos, con sueños nobles o sin sueños. El dedo del gobierno señalaba desde letreros a cuatro colores, en innumerables ciudades: HAY TRABAJO PARA USTED EN EL CIELO. ¡VISITE MARTE! Y los hombres se lanzaban al espacio. Al principio sólo unos pocos, unas docenas, porque casi todos se sentían enfermos aun antes que el cohete dejara la Tierra. Y a esta enfermedad la llamaban la soledad, porque cuando uno ve que su casa se reduce hasta tener el tamaño de un puño, de una nuez, de una cabeza de alfiler, y luego desaparece detrás de una estela de fuego, uno siente que nunca ha nacido, que no hay ciudades, que uno no está en ninguna parte, y sólo hay espacio alrededor, sin nada familiar, sólo otros hombres extraños. Y cuando los estados de Illinois, lowa, Missouri o Montana desaparecen en un mar de nubes, y más aún, cuando los Estados Unidos son sólo una isla envuelta en nieblas y todo el planeta parece una pelota embarrada lanzada a lo lejos, entonces uno se siente verdaderamente solo, errando por las llanuras del espacio, en busca de un mundo que es imposible imaginar.
No era raro, por lo tanto, que los primeros hombres fueran pocos. Crecieron y crecieron en número hasta superar a los hombres que ya se encontraban en Marte. Los números eran alentadores.
Pero los primeros solitarios no tuvieron ese consuelo.

Fragmento de "Crónicas Marcianas"


Qué grande este Ray Bradbury. La idea de que algo así pueda llegar a concretarse, es increíble. Y los huevos de la gente que podría verlo como algo posible, admirable.





[Imagen: nNKHTuk.png]
Responder
#5
bueno señores, me voy a marte (?)
me ponen internet y muchos dvds de porno y salgo.que mas necesita un hombre?


los terran no empezaron asi? mandando convictos al espacio para ver que onda





Responder
#6
El Cosmos no perdona. Un minimo error y estas muerto. Hay tantas cosas que podrian matarte alla afuera, y algunas no podemos siquiera imaginar.





[Imagen: firmarr.webp]
Responder
#7
y aca no? salis a la calle y te mato un negro. y sabemos que estan, pero no podemos hacer nada





Responder
#8
Como idea es buena, el hecho de mandar gente no para plantar banderitas si no para comenzar una colonizacion activa y productiva del planeta rojo es interesante; no tan solo por el hecho de las diversas ramas de la ciencia que se beneficiarian al poder obtener informacion de primera mano, si el proyecto sale bien podria habrir la puerta a futuras colonizaciones en otras partes del sistema solar muy a futuro.
Creo que la principal ciencia de estudio va a ser la geología económica ademas de buscar recursos hidricos, los cuales ya se han encontrado tambien se han hallado minerales que son raros o ni siquiera existen en nuestro planeta si estos llegan a ser rentables o si encuentran minerales metalicos, al interes cientifico se sumaria el interes "economico" que historicamente ha dado origen a viajes de descubrimiento y colonización de nuevas tierras o planetas para el caso.
Si bien estos dos hombres son verdaderas "autoridades" en su campo hay un dejo de romanticismo en sus declaraciones, la comparacion con los viajes de Colón, Frobisher, Scott y Amundsen o frases como "el retorno del espíritu de aventura y riesgo de épocas pasadas" me suena a William Shatner en Star Trek diciendo "El espacio: la última frontera". Como proyecto es bueno pero tendrian que argumentar mas economicamente el proyecto, sobre todo cuando la mayoria de la agencias espaciales internacionales (exceptuando la China) vienen reduciendo su presupuesto.

Viejo escribió:Qué grande este Ray Bradbury. La idea de que algo así pueda llegar a concretarse, es increíble.

Siempre me genera sorpresa cuando temas que leia como ciencia ficcion hace unos pocos años ahora son cientificamente comprobables y viables.
Igual esperemos que a los primeros flacos que lleguen a ir a Marte no les vaya como a los primeros que mando Bradbury en sus cuentos.





Responder
#9
Lo que podrian arrancar probando ... es mandar plantas de todo tipo y especie(semillas) ... esperar 10 años y ver que carajo pasa =P ... aunque tambien podria ser un projecto bien fail y desperdiciar 10 años al pedo XD...





Responder
#10
claro, manda plantas a un lugar completamente distinto. para eso intentemos plantar papas en en una plancha de uranio, a ver que pasa.manden gente y listo. somos muchos y estamos al pedo





Responder