Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Maradona como metáfora argentina
#1
Luego de repetitivos offtopics, peleas pelotudas, warnings para regalas y nada útil en mis últimos, no se, 500 posts, vengo a dejarles esto, for a change.

El título es llamativo, pero la nota es muy buena. Créditos a Lanata que por él lo busqué. Es largo, pero rinde y de paso se rozan al menos unos minutos con la política y eso.

Link al artículo original.

El artículo es del 5/10/10, o sea, de ayer.



Diario El País (Madrid) escribió:
[SIZE="5"]Maradona como metáfora argentina[/SIZE]
[SIZE="3"]¿Hay alguna relación entre el futbolista y el peronismo? Sí, cuando se eligen entrenadores, presidentes o sistemas de características populistas, autoritarias y con pocos pies sobre la tierra, el resultado es el fracaso [/SIZE]

Se dice con frecuencia que la solución a los problemas de la África subsahariana es la educación; que los recursos naturales abundan y si solo se pudiera proporcionar un buen nivel educativo a la gente el continente despegaría. No necesariamente. Miren el caso de Argentina. Todos los recursos naturales que quieran, una bajísima densidad de población y, a lo largo de la mayor parte del siglo XX, índices escolares que no han tenido nada que envidiar a Europa occidental. Pero hoy, en un país que hace 100 años era uno de los 10 más ricos del mundo, la tercera parte de los recién nacidos están condenados a crecer en la pobreza, si es que logran crecer. Ocho niños menores de cinco años mueren al día debido a la desnutrición en un país que debería ser, como hace tiempo fue, el granero del mundo. Semejante aberración florece en un contexto político en el que a lo largo de más de medio siglo juntas militares han alternado el poder con Gobiernos populistas, corruptos o incompetentes. El actual Gobierno peronista de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (como el anterior, de su marido Néstor Kirchner) es más afín al de Hugo Chávez en Venezuela o al de Daniel Ortega en Nicaragua que a los Gobiernos pragmáticos y serios de Brasil, Chile o el vecino Uruguay donde, por cierto, hoy se consume más carne per cápita que en Argentina. ¿Dónde ha quedado la famosa Justicia Social proclamada hasta el cansancio por el peronismo que ha gobernado la mayor parte del período democrático instaurado en 1983? ¿Cuál es el problema?

El problema es Diego Maradona. O, para ser más precisos, lo encarna, como símbolo, Maradona, el "Diez", "el Dios Argentino", el ídolo nacional por goleada. La idolatría a los líderes redentores, el culto a la viveza y (su hermano gemelo) el desprecio por la ética del trabajo, el narcisismo, la fe en las soluciones mágicas, el impulso a exculparse achacando los males a otros, el fantochismo son características que no definen a todos los argentinos, pero que Maradona representa en caricatura payasesca y que la mayoría de la población, aquella misma incapaz de perder la fe en el peronismo, aplaude no con risas sino con perversa seriedad. El punto de partida es la negación de la realidad. Este es el terreno en el que opera Maradona y en el que su legión de devotos se adentra -como por ejemplo los 20.000 que fueron al aeropuerto de Ezeiza para darle las gracias tras la desastrosa actuación en el Mundial de Sudáfrica- para adorarle.

Esos mismos que disfrutaban como locos con las grotescas actitudes y dichos del ídolo -"¡que la chupen!"- fueron en manada a vitorearlo al llegar a Buenos Aires después de la goleada de 4-0 que Alemania le propinó, expulsando a su selección del Mundial. Presos de la nostalgia, no olvidan nunca que "ÉL" hizo el famoso gol con la "mano de Dios"; o sea que su mano y la mano de Dios son la misma mano. "EL" es uno con "DIOS". La manada entonces, mientras grita para adentro, "¡Si estamos unidos a Dios Maradona compartiremos toda su gloria!", grita para afuera: Maradooooooona, Maradooooooona. Y no olvidemos el dicho nacional, al mismo tiempo jocoso y lleno de convicción, "¡Dios es argentino!".

Diego Maradona fue un monumental jugador de fútbol. Pero la fama justificada no da títulos, ni derechos, ni conocimientos para opinar con absoluta certeza acerca de casi todo y al mismo tiempo desautorizar a todo aquel que no esté de acuerdo con sus ideas. En Argentina, mientras avergonzaba a algunos, hacía gritar de entusiasmo a muchos más. Creían, orgullosos, que unidos al " ídolo" todo el mundo "se la chupaba". En realidad el que se ha chupado todo, desde alcohol hasta cocaína, ha sido Maradona. Nadie lo acusa ni lo maltrata por su triste enfermedad. Solo se trata de señalar su soberbia desconsiderada, de carácter profundamente narcisista, base de sus penosas afecciones del alma, metáfora de la patología crónica de un país.

Hace 15 días Maradona dio su primera entrevista desde la debacle de Sudáfrica. El ex director técnico de la selección argentina, al que se le oyó diciendo minutos antes de aquel partido que su equipo iba a dar una lección de fútbol a los alemanes, no ofreció ni análisis, ni explicación por la derrota, salvo decir que el portero alemán estuvo "muy seguro" y después del 2-0 "nos vinimos abajo". Con un poco de suerte (la magia de la suerte lo abandonó, ¿el otro Dios estaba en su contra?) el partido se hubiera ganado. Culpa por el desastre no aceptó ninguna.

En cuanto a la victoria argentina 4-1 el mes pasado contra el campeón del mundo, España, bajo el mando de un nuevo seleccionador, confesó que prefirió no ver el partido. Claro. Porque ver aquel partido hubiera significado chocarse con la realidad y arriesgar salir del autoengaño enfermizo que le permitió afirmar en la misma entrevista que -avalado por el ex presidente Néstor Kirchner, que en una reunión la semana pasada le "felicitó" por el Mundial- él seguía siendo el candidato idóneo para dirigir la selección. "Daría la vida", dijo, "daría un brazo" por recuperar el puesto.

El fracaso de Maradona en el Mundial fue el espejo del fracaso de Argentina como país. Por un lado, una falta de rigor y humildad en la planificación; por otro, un derroche de los recursos disponibles. Talento sobraba, salvo que por amiguismo, ceguera, populismo patriotero o sencilla idiotez Maradona decidió no convocar a la mitad de los mejores; no solo no explotó los recursos que tenía, no los quiso ni ver. El nuevo seleccionador, Sergio Batista, puso en el campo contra España a cuatro jugadores básicos que Maradona ni siquiera había convocado para Sudáfrica y lo que se vio fue un equipo sólido que hubiera sabido competir contra Alemania, como contra cualquiera en el Mundial. Es decir, el sentido común existe en Argentina; solo que demasiadas veces, obliterado por la luz maradoniana, brilla por su ausencia.

En el sistema maradoniano solamente brilla la ilusión. Dentro de este sistema de pensamiento las cosas terminan no teniendo ni pies ni cabeza. Resultado: fracaso en la vida y arrastrando en el fracaso, en este caso, a la selección argentina, pero también se puede arrastrar a toda una nación. Recorriendo la historia del siglo XX sabemos la potencia destructiva de la ilusión cuando no es contrabalanceada por la realidad terrenal, nunca tan agradable ella como los espejismos de la ficción.

Cuando llevados por la fantasía se eligen directores técnicos o presidentes o sistemas de características populistas, autoritarios y antidemocráticos, con pocos pies sobre la tierra, el resultado inevitable es el fracaso. Un director técnico que no tiene ni ha tenido capacidad para manejar su vida, que además no es director técnico (por preparación) y por lo tanto al titularse así toma las características de un impostor, tuvo como resultado el descalabro de la selección argentina. Puede ocurrir nuevamente algo similar con la Argentina misma si los directores técnicos, léase la pareja que lleva siete años en el poder, siguen el camino compulsivamente repetitivo de la tergiversación permanente de la realidad. El endiosamiento de seres Ídolos-Dioses a los que no se debe criticar, como a Perón, Evita, Maradona, Cristina Fernández o Néstor Kirchner, intocables seres sin errores, lleva al fracaso reiterativo y doloroso que arrastra a millones de argentinos al sufrimiento. El granero del mundo se va convirtiendo en un país lleno además de granos de pústulas creadas por el sistema: fracaso, pobreza, desnutrición, inseguridad, criminalidad, destrucción de las instituciones, ataque permanente a la prensa opositora, ataque a la ley, destrucción de la educación (eso también) y llegamos entonces a que la fantasía de ser un pueblo "protegido" por los Dioses cae en una triste y ridícula realidad.

Las sociedades propensas a alimentar estas ilusiones, caen en la seducción hipnótica de líderes de estas características. Son sociedades cerradas, como dice Karl Popper, con un fuerte carácter autoritario, convicciones inamovibles y preponderancia al pensamiento mágico. En estos casos el horizonte de expectativas está absolutamente distorsionado por las ilusiones y las consecuencias se traducen en un sinnúmero de fracasos compulsivamente repetitivos. Decía Albert Einstein que la locura era repetir lo mismo una y otra vez, esperando diferentes resultados. Eso es lo que propone Maradona al reafirmar su derecho a dirigir la selección de fútbol. Al apoyar su estrambótica candidatura, los Kirchner, eso sí, están siendo consecuentes. Ellos también piden, pese al fracaso mundialista de su gestión, como el de los regímenes peronistas que los precedieron, que se prolongue su dinastía en las elecciones generales del año que viene. Es probable que lo consigan. Sería la victoria del pensamiento mágico maradoniano, sobre el que el sol de la bandera argentina nunca se pone.

John Carlin, periodista, vivió 10 años en Argentina; Carlos Pierini trabaja como médico psicoanalista en Buenos Aires.





Miles Edgeworth escribió:"Though I grow with each revolution of the planet around the sun... I have the distinct impression he continues to madly spin in place."
#2
ah me lo paso mi ivejo ayer esta bueno y creo que tiene razon es bastante interesante mi viejo simepre me dice que maradona es el reflejo del pais

la mejor parte es ucndo dice que se ha chupado desde el alcohhol hasta la cocaina





meh
#3
La mejor parte es desde el "Se dice con frecuencia..." hasta el "... la bandera argentina nunca se pone."

Realmente, para variar, muy bien Eduardo. Te felicito.

Y si... a veces Lanata le pega muy bien en el palo. Bah... en general, con este gobierno, lo hizo siempre.





#4
Impecable nota, Eddie. Dejo un vídeo:

[ame]http://www.youtube.com/watch?v=66qQPdMsT-k[/ame]





#5
Es una lastima que el articulo sea tan largo... por que por culpa de eso los negros de mierda que adoran a Maradona no lo van a leer.

Adoro al flaco que escribio esto... tirarle Bosta a Maradona y a los Kirchner es lo mas entretenido que hay... y los de cronica (Prensa Amarillista y Kirchnerista) ni lo comentaron al articulo... cuando ellos fueron los que generaron polemica con los titulos "Devolve la Copa" ... y encima creando otro articulo "Los españoles estan calientes" solamente para mostrar comentarios de los españoles enojados de las paginas webs de otros diarios.





#6
Qué lástima que el pelotudo de feinmann hable bien del texto... el periodismo facho de mierda.





[Imagen: nNKHTuk.png]
#7
o sea que vivimos un una nube de pedos.
y ahora que diga lo que queria no sabiamos por favor.

muy buen articulo.





#8
Buen articulo, no estoy de acuerdo con un par de cosas que dice pero mas alla de eso es claro y conciso en lo que dice, para que lo pueda entender cualquiera.
No es el primer articulo del diario El Pais de España que le dan palos a nuestro actual gobierno, es mas lo hacen bastante seguido; tendre que ojear el sitio mas asiduamente.

Viejo escribió:Qué lástima que el pelotudo de feinmann hable bien del texto... el periodismo facho de mierda.

Es todo un tema ese, si hubiera escuchado primero a Feinmann no hubiera leido el articulo, me genera repulsa el tipo. Igual voy a tratar de leer y despues opinar, mas alla de lo que diga el facho.





#9
Esta bueno, en mi opinión me pareció que algunas cosas fueron sacadas de contexto. También, me parece que el texto esta cargado con mucha subjetividad, igual no deja de ser una buena crítica.





[SIGPIC][/SIGPIC]
#10
Realmente no entiendo a todos los que agradecieron este post, no se dieron cuenta de que el artículo es un insulto para todos los que somos argentinos?
Aquí se puede ver hasta donde llega la influencia de Clarín y su monopolio, aprovechando un diario del exterior para poder hacer quedar como el culo al país entero, país que les ha dado millones y les sigue dando ya que la mayoría sigue comprando ese diario berreta.
Me importa tres carajos si soy el único que esta en contra de este artículo en su totalidad. Maradona no es el reflejo del país, es el reflejo de la mediocridad de varios de los que lo siguen, pero nada más. Decir que Maradona es el reflejo del país es despreciar a todos los que fueron, somos y serán argentinos, por poner ejemplos, poner a Maradona en relación al país es poner en la misma balanza a San Martín, Belgrano, Favaloro, Maradona (El doctor de Formosa). Gente que dio su vida por Argentina, que le demostro a todos los de afuera que son basura en comparación a lo que podemos hacer.
Puede ser que dentro del ámbito político haya errores (todos lo saben y no lo voy a negar de que soy Kirchnerista y los banco con todo lo que tengo) pero errar es humano, y prefiero estar en un país donde el gobierno se manda mocos a hacer vivir al país en un mundo de fantasía, como lo fue durante la gestión de Menem y Cavallo con la famosa convertibilidad. Prefiero estar en un país con defectos a tenerlo a Dhualde nuevamente como presidente, donde todos los decretos que teniía intención de firmar eran sobre los cierres de fabricas y empresas nacionales. Donde le chupaba un huevo que le pasara a la sociedad argentina.
Si tan mal estamos, como puede ser que los países vecinos hayan aprobado que Kirchner presidiera la UNASUR? Los compró a todos? Ni Kirchner tiene tanta guita, además de que a los otros presidentes les chupa un huevo la plata que les puedan ofrecer otros gobiernos cuando cada uno tiene sus propios negocios.
Tan mal estamos que Cristina preside el G 77? Pudo comprar el voto de la mayoría de los 130 países que conforman el grupo?
Tan mal estamos que Cristina es una de las 10 líderes mejor vistas a nivel mundial?

Puede que yo viva en una realidad diferente a la suya, igualmente no la paso tan bien estando en el culo del mundo, pero al menos no sufro de la tragiversación diaria que Clarín y todos sus diarios y canales de televisión hacen en relación a la "información" que le dan a la sociedad. Ahora como no tienen conque darle al gobierno salen diciendo que el Censo es un fraude y que no hay que abrirle al censista porque te va a cagar a tiros. Ahí uno ve la tragiversación informativa, como ellos son los que generaron la inseguirdad que hoy sufrimos, no el gobierno.
Relalmente es triste leer sus comentarios, dan a entender que, por más que vivan una realidad determinada, no comprenden la realidad como realmente es.